Viernes, 28 Feb 2020
  • ALUA33.5 -8.79
  • ALUA0 -6.74
  • ALUA29.6 2.52
  • BBAR134 -4.18
  • BBAR0 -6.45
  • BBAR117 -3.38
  • BMA258.95 -2.91
  • BMA0 -12.27
  • BMA285 -3.05
  • BYMA315 -0.71
  • BYMA292 1.78
  • CEPU36 -3.57
  • CEPU27.4 3.76
  • COME2.66 -4.61
  • COME0 -7.24
  • COME2.27 -3.26
  • CRES49 -4.45
  • CRES48.9 0.88
  • CVH350 -0.32
  • CVH0 -4.15
  • CVH370 1.93
  • EDN22 -2.37
  • EDN20.85 -1.82
  • GGAL119 -4.53
  • GGAL0 -2.65
  • GGAL102.7 -4.24
  • HARG0 -0.13
  • HARG83.7 -2.88
  • PAMP43.5 -2.75
  • PAMP0 -9.94
  • PAMP41 -0.76
  • SUPV58 -3.94
  • SUPV51 -1
  • TECO20 -2.41
  • TECO20 2.11
  • TECO2199 0.23
  • TGNO442 -3.92
  • TGNO435 2.52
  • TGSU2110 -1.39
  • TGSU2108 3.96
  • TRAN45 -5.46
  • TRAN26.8 5.81
  • TXAR25.4 -4.42
  • TXAR0 -8.7
  • TXAR24.45 1.24
  • VALO15 5.75
  • VALO0 -2.79
  • VALO14 -2.52
  • YPFD830 -4.18
  • YPFD0 -4.18
  • YPFD680 -2.94
  • Predicciones de Wall Street

    Los inversores pueden enfrentar una década de bajos retornos

    Los rendimientos esperados y eran bajos antes, pero fueron rescatados por la política expansiva de los bancos centrales. Eso brindó años maravillosos, pero la rentabilidad que vendrá será mucho menor

    Los últimos momentos de Wall Street para el próximo año son bastante sombríos. Pero la verdadera película de terror está en la gran cantidad de previsiones para el largo plazo que indican la próxima década para los inversores podría ser tan terrible como fantásticos han sido estos últimos diez años.

    Después del sufrimiento de 2018, este año se produjo un bienvenido proceso de recuperación para los inversores. Prácticamente todas las inversiones se apuntaron fuertes ganancias, ayudadas por la política expansiva de los bancos centrales, y, desde hace poco, por las esperanzas puestas en que se detenga la desaceleración económica mundial.

    Sin embargo, eso significa valoraciones más exigentes para los nuevos inversores. La relación precio / ganancia de las acciones estadounidenses -ideada por el premio Nobel Robert Shiller y que se ajusta a los ciclos económicos- volvió a subir 30 veces, cerca del doble de su promedio de largo plazo. Mientras tanto, bonos por u$s 11,6 billones negocian a rendimientos negativos.

    `Creo que esta será una década con retornos anormalmente bajos`, advirtió Andrew Sheets, estratega jefe de activos cruzados de Morgan Stanley. `Para los bonos es solo aritmética, pero en el caso de las acciones las valuaciones también van a ser cuestionadas.`

    Morgan Stanley estima que una clásica cartera de inversión -armada con 60% de acciones estadounidenses y 40% de bonos- rendirá apenas un 4,1% anual durante la próxima década, un retorno tan bajo que rara vez fue peor en las últimas siete décadas. Se espera que una cartera europea 60-40 arroje una rentabilidad de solo 3,9% anual.

    Esas predicciones son aún peores que las contribuciones que publicaron AQR Capital Management a principios de este año, cuando pronosticó que la misma cartera ofreció un retorno de apenas 2,9% anual ajustado por inflación. Suponiendo que la inflación se mantenga en torno a la meta del 2% del banco central, esa cifra es levemente superior a las nominaciones nominales de Morgan Stanley, pero igual no alcanza el promedio del 5% desde 1900.

    Hojas de afirmación que los rendimientos esperados ya eran bajos antes, pero fueron `rescatados` por la política expansiva de los bancos centrales. Pero esa práctica solo adelanta retornos futuros, según algunos analistas.

    Si bien eso ha cambiado la última década, hemos sido maravillosos para los inversores, la rentabilidad que viene ahora será mucho menor.

    Las complicaciones a largo plazo de OGM, la administradora de activos fundado por Jeremy Grantham, son aún más pesimistas. Según las previsiones de GMO, la renta variable estadounidense perderá en promedio un 3,9% anual en términos reales y ajustados por inflación en los próximos siete años; los bonos estadounidenses retrocederán un 2,2%, las acciones internacionales se moverán poco y la renta fija internacional -con la exposición cambiaría cubierta caerá un 3,9%, debido a que el elevado costo de los seguros contra movimientos cambiarios erosionará los extremos retornos.

    Luca Paolini, estratega jefe de Pictet Asset Management, piensa que los desafíos van mucho más allá de la aritmética de las elevadas valuaciones actuales. Señale que ha tenido varias tendencias que ayudarán a impulsar los mercados financieros en las últimas décadas, las cuales ahora están dando un giro y podrían hacer que la próxima década sea especialmente difícil para los inversores.

    La demografía mundial empeora. Los baby boomers se jubilan cada vez más y le quitan energía a las economías. El comercio abierto y la globalización también están en retroceso, es probable que los impuestos a las sociedades aumenten, y los aumentos del salario mínimo trepan lugares en la agenda política. Esto puede ser bueno para muchas personas, pero probablemente se vean afectados los rendimientos del mercado.

    Además, las tasas de interés no pueden bajar mucho más, lo que elimina uno de los mayores estímulos que tuvieron los mercados financieros en las últimas tres décadas.

    Tod Nasser, director de inversiones de Pacific Life, señaló que el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años disminuyó de casi 12% a mediados de la década de 1980 a cerca de 2% en la actualidad. Dado que es poco probable que este rendimiento descienda un -8%, espera que termine este soporte para las carteras. `El sostén del mercado tiene que moderarse`, aseguró.

    Muchos inversores están acumulando inversiones que no cotizan en bolsa, como capital privado y bienes raíces. En los mercados públicos, un OMG le gusta las acciones de los mercados emergentes, mientras que las Hojas recomienda las acciones del Reino Unido y la deuda en dólares de los mercados emergentes. Ambas tienen riesgos idiosincrásicos y no están baratos. Pero, `el promedio en este entorno es bueno`, hojas de evaluación.

    La mayoría de los inversores son más optimistas que sus bancos de Wall Street y gestores de fondos. Según una encuesta que hizo UBS a sus clientes, el 69% es `optimista` en cuanto al rendimiento de las inversiones en la próxima década Traducción: Mariana Oriolo

    En los próximos 10 años

    4,1% anual rendirá la clásica cartera de inversión de 60% acciones de EE.UU. y 40% de bonos, según Morgan Stanley 3,9% anual será el retorno de una cartera europea de 60% acciones y 40% de bonos, según Morgan Stanley 3,9% anual es lo que perderá en promedio la renta variable estadounidense en términos reales, según las previsiones de GMO La mayoría de los inversores son más optimistas que sus bancos de Wall Street y gestores de fondos La demografía mundial empeora. Los baby boomers se jubilan cada vez más y le quitan energía a las economías

    `Creo que esta será una década con retornos anormalmente bajos`, advirtió Andrew Sheets de Morgan Stanley` Para los bonos es sólo aritmética, pero en el caso de las acciones las valuaciones también van a ser cuestionadas`

     

    El Cronista